Señas de identidad (2014/12/02)

SEÑAS DE IDENTIDAD

 

El pasado 19 de noviembre se celebró en el Palacio de Congresos la edición del número 50 mil de Diario de Cádiz. Aunque tengo la habilidad de situarme en esos confines geosociales a los que nunca llega un camarero, el bufé estuvo bien. El acto previo me hizo desear que nuestros representantes democráticos se rodeen de gente que les pueda escribir un discurso con algún tipo de contenido ajustado a la ocasión. El tema de la prensa, en una ciudad constitucional como Cádiz, sin duda lo merece. Eché también de menos alguna implicación más cálida de la empresa con sus trabajadores. Creo haber comprendido que sin capital no hay empresa y sin anunciantes no hay periódico, pero se me ocurre que tampoco hay periódico sin gente que busque, seleccione, redacte y disponga eso que se llama la información de actualidad. Dicho lo cual aprovecho para, hablando de profesionales, tomar pie de un artículo de Virginia León publicado aquí hace ya dos años sobre el Museo Taller Litográfico de la Puerta de Tierra. En él estuve con un grupo de alumnos de Filosofía y Letras, y todos disfrutamos de una visita guiada inolvidable a cargo de Luis Rivas, que nos explicó de arriba abajo qué es y cómo se hace una litografía con el mejor método didáctico del mundo: haciéndola. Ahora bien, lo cierto es que desde julio del 2012, cuando se publicó el artículo “El Litográfico: un museo decorado”, la situación de estas instalaciones no ha variado casi nada: el material, comprado a los herederos de la Litográfica Müller, sigue ahí, colocado, restaurado y mantenido, pero sin explicaciones que acerquen al visitante a un tema que así, a pelo, resulta incomprensible. También cuenta el museo con materiales muy interesantes de imprentas de tipos móviles, en espera de fondos. Hay en Cádiz tesoros desaprovechados: el Museo Taller Litográfico, la Fundación Federico Joly… Sería fantástico, con cualquier excusa conmemorativa, aunar voluntades, instituciones y empresas para reflotar y poner en valor estas colecciones, y de paso dotar al aborigen gaditano de unas señas de identidad cultural más ilustrada y tecnológica. Queda mucho por hacer. En Cádiz. Desde y con el Diario.

 

Diario de Cádiz

, martes 2 de diciembre de 2014, p. 12. http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1750610/senas/identidad.html

SEÑAS DE IDENTIDAD

 

El pasado 19 de noviembre se celebró en el Palacio de Congresos la edición del número 50 mil de Diario de Cádiz. Aunque tengo la habilidad de situarme en esos confines geosociales a los que nunca llega un camarero, el bufé estuvo bien. El acto previo me hizo desear que nuestros representantes democráticos se rodeen de gente que les pueda escribir un discurso con algún tipo de contenido ajustado a la ocasión. El tema de la prensa, en una ciudad constitucional como Cádiz, sin duda lo merece. Eché también de menos alguna implicación más cálida de la empresa con sus trabajadores. Creo haber comprendido que sin capital no hay empresa y sin anunciantes no hay periódico, pero se me ocurre que tampoco hay periódico sin gente que busque, seleccione, redacte y disponga eso que se llama la información de actualidad. Dicho lo cual aprovecho para, hablando de profesionales, tomar pie de un artículo de Virginia León publicado aquí hace ya dos años sobre el Museo Taller Litográfico de la Puerta de Tierra. En él estuve con un grupo de alumnos de Filosofía y Letras, y todos disfrutamos de una visita guiada inolvidable a cargo de Luis Rivas, que nos explicó de arriba abajo qué es y cómo se hace una litografía con el mejor método didáctico del mundo: haciéndola. Ahora bien, lo cierto es que desde julio del 2012, cuando se publicó el artículo “El Litográfico: un museo decorado”, la situación de estas instalaciones no ha variado casi nada: el material, comprado a los herederos de la Litográfica Müller, sigue ahí, colocado, restaurado y mantenido, pero sin explicaciones que acerquen al visitante a un tema que así, a pelo, resulta incomprensible. También cuenta el museo con materiales muy interesantes de imprentas de tipos móviles, en espera de fondos. Hay en Cádiz tesoros desaprovechados: el Museo Taller Litográfico, la Fundación Federico Joly… Sería fantástico, con cualquier excusa conmemorativa, aunar voluntades, instituciones y empresas para reflotar y poner en valor estas colecciones, y de paso dotar al aborigen gaditano de unas señas de identidad cultural más ilustrada y tecnológica. Queda mucho por hacer. En Cádiz. Desde y con el Diario.

 

Diario de Cádiz

, martes 2 de diciembre de 2014, p. 12. http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1750610/senas/identidad.html

SEÑAS DE IDENTIDAD

 

El pasado 19 de noviembre se celebró en el Palacio de Congresos la edición del número 50 mil de Diario de Cádiz. Aunque tengo la habilidad de situarme en esos confines geosociales a los que nunca llega un camarero, el bufé estuvo bien. El acto previo me hizo desear que nuestros representantes democráticos se rodeen de gente que les pueda escribir un discurso con algún tipo de contenido ajustado a la ocasión. El tema de la prensa, en una ciudad constitucional como Cádiz, sin duda lo merece. Eché también de menos alguna implicación más cálida de la empresa con sus trabajadores. Creo haber comprendido que sin capital no hay empresa y sin anunciantes no hay periódico, pero se me ocurre que tampoco hay periódico sin gente que busque, seleccione, redacte y disponga eso que se llama la información de actualidad. Dicho lo cual aprovecho para, hablando de profesionales, tomar pie de un artículo de Virginia León publicado aquí hace ya dos años sobre el Museo Taller Litográfico de la Puerta de Tierra. En él estuve con un grupo de alumnos de Filosofía y Letras, y todos disfrutamos de una visita guiada inolvidable a cargo de Luis Rivas, que nos explicó de arriba abajo qué es y cómo se hace una litografía con el mejor método didáctico del mundo: haciéndola. Ahora bien, lo cierto es que desde julio del 2012, cuando se publicó el artículo “El Litográfico: un museo decorado”, la situación de estas instalaciones no ha variado casi nada: el material, comprado a los herederos de la Litográfica Müller, sigue ahí, colocado, restaurado y mantenido, pero sin explicaciones que acerquen al visitante a un tema que así, a pelo, resulta incomprensible. También cuenta el museo con materiales muy interesantes de imprentas de tipos móviles, en espera de fondos. Hay en Cádiz tesoros desaprovechados: el Museo Taller Litográfico, la Fundación Federico Joly… Sería fantástico, con cualquier excusa conmemorativa, aunar voluntades, instituciones y empresas para reflotar y poner en valor estas colecciones, y de paso dotar al aborigen gaditano de unas señas de identidad cultural más ilustrada y tecnológica. Queda mucho por hacer. En Cádiz. Desde y con el Diario.

 

Diario de Cádiz

, martes 2 de diciembre de 2014, p. 12. http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1750610/senas/identidad.html

SEÑAS DE IDENTIDAD

 

El pasado 19 de noviembre se celebró en el Palacio de Congresos la edición del número 50 mil de Diario de Cádiz. Aunque tengo la habilidad de situarme en esos confines geosociales a los que nunca llega un camarero, el bufé estuvo bien. El acto previo me hizo desear que nuestros representantes democráticos se rodeen de gente que les pueda escribir un discurso con algún tipo de contenido ajustado a la ocasión. El tema de la prensa, en una ciudad constitucional como Cádiz, sin duda lo merece. Eché también de menos alguna implicación más cálida de la empresa con sus trabajadores. Creo haber comprendido que sin capital no hay empresa y sin anunciantes no hay periódico, pero se me ocurre que tampoco hay periódico sin gente que busque, seleccione, redacte y disponga eso que se llama la información de actualidad. Dicho lo cual aprovecho para, hablando de profesionales, tomar pie de un artículo de Virginia León publicado aquí hace ya dos años sobre el Museo Taller Litográfico de la Puerta de Tierra. En él estuve con un grupo de alumnos de Filosofía y Letras, y todos disfrutamos de una visita guiada inolvidable a cargo de Luis Rivas, que nos explicó de arriba abajo qué es y cómo se hace una litografía con el mejor método didáctico del mundo: haciéndola. Ahora bien, lo cierto es que desde julio del 2012, cuando se publicó el artículo “El Litográfico: un museo decorado”, la situación de estas instalaciones no ha variado casi nada: el material, comprado a los herederos de la Litográfica Müller, sigue ahí, colocado, restaurado y mantenido, pero sin explicaciones que acerquen al visitante a un tema que así, a pelo, resulta incomprensible. También cuenta el museo con materiales muy interesantes de imprentas de tipos móviles, en espera de fondos. Hay en Cádiz tesoros desaprovechados: el Museo Taller Litográfico, la Fundación Federico Joly… Sería fantástico, con cualquier excusa conmemorativa, aunar voluntades, instituciones y empresas para reflotar y poner en valor estas colecciones, y de paso dotar al aborigen gaditano de unas señas de identidad cultural más ilustrada y tecnológica. Queda mucho por hacer. En Cádiz. Desde y con el Diario.

 

Diario de Cádiz

, martes 2 de diciembre de 2014, p. 12. http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1750610/senas/identidad.html

SEÑAS DE IDENTIDAD

El pasado 19 de noviembre se celebró en el Palacio de Congresos la edición del número 50 mil de Diario de Cádiz. Aunque tengo la habilidad de situarme en esos confines geosociales a los que nunca llega un camarero, el bufé estuvo bien. El acto previo me hizo desear que nuestros representantes democráticos se rodeen de gente que les pueda escribir un discurso con algún tipo de contenido ajustado a la ocasión. El tema de la prensa, en una ciudad constitucional como Cádiz, sin duda lo merece. Eché también de menos alguna implicación más cálida de la empresa con sus trabajadores. Creo haber comprendido que sin capital no hay empresa y sin anunciantes no hay periódico, pero se me ocurre que tampoco hay periódico sin gente que busque, seleccione, redacte y disponga eso que se llama la información de actualidad. Dicho lo cual aprovecho para, hablando de profesionales, tomar pie de un artículo de Virginia León publicado aquí hace ya dos años sobre el Museo Taller Litográfico de la Puerta de Tierra. En él estuve con un grupo de alumnos de Filosofía y Letras, y todos disfrutamos de una visita guiada inolvidable a cargo de Luis Rivas, que nos explicó de arriba abajo qué es y cómo se hace una litografía con el mejor método didáctico del mundo: haciéndola. Ahora bien, lo cierto es que desde julio del 2012, cuando se publicó el artículo “El Litográfico: un museo decorado”, la situación de estas instalaciones no ha variado casi nada: el material, comprado a los herederos de la Litográfica Müller, sigue ahí, colocado, restaurado y mantenido, pero sin explicaciones que acerquen al visitante a un tema que así, a pelo, resulta incomprensible. También cuenta el museo con materiales muy interesantes de imprentas de tipos móviles, en espera de fondos. Hay en Cádiz tesoros desaprovechados: el Museo Taller Litográfico, la Fundación Federico Joly… Sería fantástico, con cualquier excusa conmemorativa, aunar voluntades, instituciones y empresas para reflotar y poner en valor estas colecciones, y de paso dotar al aborigen gaditano de unas señas de identidad cultural más ilustrada y tecnológica. Queda mucho por hacer. En Cádiz. Desde y con el Diario.

Diario de Cádiz, martes 2 de diciembre de 2014, p. 12. http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1750610/senas/identidad.html