Manual de oráculos (2014/12/29)

MANUAL DE ORÁCULOS

Me han regalado el I Ching o Libro de las Mutaciones, que es un libro adivinatorio, oracular y filosófico. C. G. Jung explica la diferencia entre el pensamiento chino antiguo y el pensamiento occidental. En occidente funcionamos con la ley de la causalidad, aunque la física moderna viene comprobando que esta manera de pensar es reduccionista: lo que llamamos leyes naturales de causa-efecto no son más que verdades estadísticas, a menudo obtenidas en las condiciones antinaturales de unos laboratorios diseñados para anular el azar. En cambio, el pensamiento chino antiguo se interesa ante todo por el principio de sincronicidad: todo lo que ocurre a la vez en el cosmos, configurando la misteriosa e impredecible ley de cada instante. A mí estas cosas me dejan patidifusa y con una cierta sensación de frustración: mis neuronas están demasiado hipotecadas al prejuicio causal. Un ejemplo por ejemplo: La ley de la patada hacia arriba, que consiste (en occidente), en quitarse del medio a alguien que ya sobra o molesta o perjudica, pero a quien se deben favores, por lo que conviene tenerlo contento para que siga prestando el servicio de la discreción y la lealtad. Pienso en Ana Mato, que de Ministra de Sanidad acaba de pasar a Vicepresidenta primera de la Comisión de Cooperación Internacional. Pienso en Leire Pajín, que de Ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad pasó a trabajar en la Organización Panamericana de Salud. Pienso en Bibiana Aído, que de Ministra de Igualdad pasó a asesora especial de la directora ejecutiva de la Agencia de Naciones Unidas para la Mujer. Tres mujeres, tres destinos: del subidón de la política activa a una caída acolchada: es bonito vivir como una reina maga, acicalada y guapita, que reparte a los pobres-mundi la cuota de regalos sociales con que lava su conciencia el Sistema, la Casta. ¿Habrán llegado Melchor, Gaspar y Baltasar a sus tronos celestes a raíz de una patada hacia arriba? ¿Tendrá algún día Melchor que devolver su corona, como Isabel Pantoja su medalla de Andalucía? ¿Tendrá más suerte Gaspar y se quedará con su Gran Cruz Carlos III, como Rodrigo Rato? Para preguntar al I Ching tengo que saber formular la pregunta correcta. Situarme en el presente misterioso, abrir la mente al azar, fluir con el instante. No sé si voy a ser capaz.

Diario de Cádiz, lunes 29 de diciembre de 2014, p. http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1929679/manual/oraculos.html