Español para españoles (2012/06/18)

ESPAÑOL PARA ESPAÑOLES

No hace mucho se difundió la noticia de que, si uno escribía en el buscador de Google “Los andaluces son…”, por defecto salían automáticamente tres contenidos preferentes: “Vagos. Analfabetos. Falsos”. Lo detectaron unos jóvenes de Marbella que en seguida emprendieron una campaña correctiva. Esto se lo conté a uno de mis cursos de Filología Hispánica, en un arrebato de desesperación docente, por ver si reaccionaban. El detonante fue un día que alguien se equivocó con alguna tecla o clavija del portátil, y descubrí de pronto que detrás de los ordenadores no había personas aplicadas que seguían las explicaciones trabajando con los textos del campus virtual, sino chavales de 20 años que, aparte de hacer ruido, se pasaban la clase chateando o viendo películas. Un seguimiento en tutorías individuales revela que no efectúan las lecturas del temario,  cuando leen no parecen enterarse de lo que leen y cuando escriben el resultado es una especie de flujo de conciencia (una frase puede durar un folio sin conocer el punto). En su desconocimiento del idioma materno no se atreven a poner palabras “fuertes” (?) para describir a un personaje de ficción que sea, por ejemplo, “prostituta”. Me pregunto dónde está la frontera entre la corrección política y la carencia de sentido común o vocabulario. En principio, jamás reconocen un error y todo su esfuerzo se concentra en autojustificarse. “X” asegura ser autora de un texto donde una parte (la cortada y pegada de internet) tiene sentido, y otra parte debe corresponder a estados de profunda ofuscación que le sobrevienen no se sabe cómo. “Y” jura que su portátil no tiene la letra hache. Algún compañero comenta irónico que estos chavales van a tener que pasar al Plan B, insospechable en una carrera de letras: trabajar, esforzarse. He sugerido al director del Centro Superior de Lenguas Modernas que a partir de este verano la UCA imparta cursos de Español para Españoles. No es ninguna broma. Mientras tanto, los jóvenes de Marbella han triunfado en su campaña. Mis alumnos bordean el analfabetismo funcional, pero al teclear en Google “Los andaluces son…”, ahora sale por defecto “Creativos. Alegres. Auténticos maestros”. Qué será de mis nietos cuando sean alumnos de estos alumnos míos. Voy a ver si puedo desmaterializarme para vivir una alegre vida creativa y virtual en internet.

Diario de Cádiz, lunes 18 de junio de 2012, pág. 15.

http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1285836/espanol/para/espanoles.html