El reto de aprender (2013/03/25)

EL RETO DE APRENDER

Recuerdo la impresión que me produjo la historia de Helen Keller: una niña sordociega que había vivido como un animal salvaje, agónico y consentido hasta que apareció en su vida Anne Sullivan, la profesora que con tanta tenacidad como inteligencia la sacó de la oscuridad. El momento epifánico se produjo cuando un día, al cabo de muchos fracasos, la niña Helen se dio cuenta de pronto de que los signos que Anne le hacía en la mano cuando vertía sobre ella agua del pozo significaban eso: AGUA. No menor emoción suscita ahora este libro de Pablo Pineda, El reto de aprender (2013), que es una reflexión sobre la educación efectuada “desde la diversidad”, dado que el autor es S.D. (Síndrome de Down), lo que no le ha impedido escolarizarse, diplomarse en Magisterio y seguir estudiando para licenciarse en Psicopedagogía. El libro parte de una premisa que todos los docentes (de cualquier materia y nivel) sabemos que es corolario de la experiencia: la docencia es un diálogo a dos bandas donde es fundamental la retroalimentación: el profesor transmite unos conocimientos pero, a la vez, desarrolla una serie de estrategias para que el alumno se sienta no sólo interesado sino “implicado” en su proceso de aprendizaje. Las dificultades que ofrece el alumno son problemas que el profesor se ve impelido a resolver, de modo que el proceso revierte en el docente: enseñas aprendiendo, aprendes enseñando. Lo mismo se aplica a las relaciones entre padres e hijos. Lo que Pablo Pineda afronta en este libro es el principio de la sabiduría: Conócete a ti mismo. Un principio que no tiene fin. Ahora bien, gracias a este ensayo, el lector se adentra en el punto de vista del Otro, del Distinto, que no es más que un Yo que se construye ante nuestros ojos con un lenguaje que es el nuestro, el de todos. Como Helen Keller, Pablo Pineda está dedicando su vida a dar testimonio, lo que significa dar, por el ejemplo, la esperanza y la visibilidad, y apostar por la integración. Al fondo, el enorme ejercicio de amor de su familia, empezando por su madre. Uno se siente afortunado de ser testigo de estas cosas. El reto de aprender es una de las múltiples respuestas posibles a la pregunta del poeta: “¿Qué será ser tú?”.

Diario de Cádiz, lunes 25 de marzo de 2013, pág. 9.

http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1488304/reto/aprender.html