Buda en Dublín (2014/03/24)

Acaba de terminar el Festival Iberoamericano de Poesía con una mesa sobre pervivencia del surrealismo. Decir surrealismo es hablar de una potencia liberadora: un afán de restituir al mundo su dimensión mágica mediante el poder de transformación de la mirada, el lenguaje, el juego. En clase hemos inaugurado la sección “El palíndromo de tu vida”. Se trata de buscar una frase que se lee lo mismo del derecho que del revés y asociarla a una imagen. Se busca descubrir, en primera persona, el inmenso placer (el inmenso poder) de cifrar y descifrar; y, al compartirlo, seducir al otro: es la ley del deseo. Partimos de dos ejemplos: 1) El metapalíndromo SÉ VERLA AL REVÉS, asociado a las famosas “Manos dibujando” de Escher, y 2) una foto de las obras paralizadas de la ampliación del canal: AMAN A PANAMÁ. Francesca Rongaroli escribe: “He buscado palíndromos en español. Lo más curioso que encontré es A DUBLÍN ES SENIL BUDA. Me pareció original juntar dos ideas tan distantes como la de Dublín y la de Buda. He encontrado un cartel de un festival de cultura budista que ha tenido lugar en Dublín”.

Es un ejemplo genial de lo que se llama AZAR OBJETIVO: una conexión intencional entre series autónomas de elementos. Macarena Camino envía una foto de unos bellos ojos que emergen sobre un foulard islamizante: EVA USABA RÍMEL Y LE MIRABA SUAVE. Esta misma M. Camino ha encontrado el palíndromo que le estaba predestinado: LA RUTA NOS APORTÓ OTRO PASO NATURAL (foto de caminantes). El surrealismo es internacionalista. Lisa Jaeger, justo cuando acabamos de estudiar la novela Niebla, envía una foto de vía láctea con este texto: VITALER NEBEL MIT SINN IM LEBEN RELATIV (“La niebla vital con sentido es relativa en la vida”). ¿Qué se pretende con estas actividades? Algo tan sencillo como llevar a la práctica la idea de que nuestra naturaleza es cultural. Que la cultura no es un objeto extraño, ajeno y alienante: nosotros somos cultura, nosotros somos (parte del) Sistema. Hay un poder que reside en cada uno de nosotros para cambiar nuestra posición relativa en el conjunto. Aunque sea con una pirueta en el absurdo.
Diario de Cádiz, 24 de marzo de 2014.

http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/1736717/buda/dublin.html