V.O.S. (Las barbacoas del Trofeo Carranza) (2005/08/09)

Desde Cádiz, para los oyentes de la BBC y los lectores de Hola/Hello, Borja Light-Houses retransmitiendo en directo y en Versión Original Subtitulada las Barbacoas (Barbecues) de la Gran Final del Trofeo Carranza de Balompié.

Del partido, poco que comentar. Amplios huecos en preferencia, fondos atiborrados de yellow gente. Atravesamos Neptuno Street para acceder a la playa por la gran paila roja entre fuertes medidas de seguridad (one guardia), camino del party de los señores López and Estudillo. En primera fila, junto al paseo, hiperfamilias despliegan megamariscadas con prodigalidad rayana en exhibicionismo. Viento sur, espesas humaredas (fucking smoke). La gente lleva parcelando la arena con cordeles desde la mañana (Mein Kampf): ya no reina simpática promiscuidad de antaño. Adentrados en la paila comprobamos (consternation) que somos los más viejos de este sector, si no fuera por la familia del señor de la camisa de cuadros, que come viandas en tupper-ware (tape) junto a una carpa tuning donde convulsionan en estado de pasti-shock unos jóvenes hipercaracterizados (muy disfrazados de jóvenes), con pantalones a media nalga, slips o bragas de las de enseñar y piercings en ombligo, aletas de nariz, labio inferior y rabillo de ojo (eye). Ellos prescinden del pelo y ellas lo hacen viruta de rasta. Junto a la parcela acotada por pasiva (por las aledañas) de López & Co., una pareja infrautiliza un colchón hinchable de matrimonio (I have a terrible lumbago). Gente grita gooooool, pero no dice de quién. Gran chasco cuando somos dados a conocer que Barça 3, Cádiz 1. No importa empero (Die another day): sardinas, hamburguesas, pinchitos morunos (un show de talante intercultural no inducido), and so and so. Gran cachondeo cuando una pibita pasa con tanga brasileño incrustado en culo. Pasamos al cubateo. Estudillo senior observa especulativo con un J.B. en la mano que “esto de las barbacoas es una horterada pero debe tener su filosofía” (philosophy). Los niños empiezan a ponerse pesados porque tienen sueño y frío (Joé con los niños. Sorry). Iniciamos retorno entre cientos de jóvenes presentando armas, o sea, haciendo pis, not necessarily de espaldas, desde El Traca hasta St. Mary of the Sea. Esto parece el Ganges: la misma mierda (the same shit). Las dos de la madrugada y ya sin sobriedad. A punto de subir la cuesta de la playita de las Mujeres, bajo un hongo atómico de sombrillas con rebaba, una mujer toca la caja, se desgañita el marido por Camarón y un chaval Arapahoe (calvo con crin) marca las palmas. God save this Cádiz (Tirititrán, tran, tran).

Diario de Cádiz, martes 9 de agosto de 2005, pág. 13

http://cuadernodecadiz.blogspot.com.es/2011/03/las-barbacoas-del-trofeo-carranza-por.html