Pensando en Las Batuecas (2009/08/17)

PENSANDO EN LAS BATUECAS

DEBO comunicar que la Plaza de la Almudaina acaba de hermanarse con la comarca de Las Batuecas, provincia de Salamanca. Los motivos nos sobran. 1) Todos sus pueblos huelen a jamón-jamón, a cordero, a ternera morucha y a tostón cochifrito. 2) La Alberca tiene aspecto medieval, con sus casas serranas que en el piso bajo son de piedra, en el principal y el desván de vigas de madera con masilla de piedra y barro, y el tejado de teja romana. Sobre el dintel suele poner “Ave María purísima sin pecado concebida”, que era costumbre de entonces, quizá por disimular antecedentes judíos. Además tienen picota, que es una columna de piedra donde se exhibía a los reos de delitos menores (de ahí, “poner en la picota”). 3) Desde el siglo XVI es costumbre en La Alberca que todas las tardes al crepúsculo salga una mujer -la moza de ánimas- tocando una esquila en las esquinas y rezando: “Fieles cristianos acordémonos de las benditas almas del purgatorio con un padrenuestro y un avemaría por el amor de Dios”. Talán Talán Talán. “Otro padrenuestro y otro avemaría por los que están en pecado mortal para que su Divina Majestad los saque de tan miserable estado”. Talán Talán Talán. Hay alguna tan amable que te recita la oración por el móvil, para que la oigan en tu casa. 4) Son famosos los bordados. En Mogarraz pregunten por Reme: de sus manos, en hilo de algodón o de seda, salen pájaros de una y de dos cabezas, peces, leones, ciervos, grifos. 5) En Miranda (¿o era San Martín?) del Castañar hay un artesonado mudéjar con las 99 estrellas que son los nombres de Dios: “Hay que ver lo que nos dejaron, esa gente” (esa gente son los moros, que a veces tenían esos detalles con las señoras que enseñan iglesias). 6) La zona da mucha máquina de escribir antigua: Remington, Royal, Continental, Underwood. 9) Juana, en su Cantina de Elías, es la mayor propagandista de Cádiz, donde veranea desde hace diez años. Digo esto porque el Ayuntamiento también podría hermanarse con Las Batuecas, que es donde mejor se está y raro sería que no hubiera nacido por allí algún diputado de 1812, cuando las Cortes prohibieron la picota. Que por eso nos quieren ellos mucho, y por el mar.

Diario de Cádiz, lunes 17 de agosto de 2009, p. 17.

http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/493839/pensando/las/batuecas.html