My heart belongs to Daddy (2006/03/14)

MY HEART BELONGS TO DADDY

Querido Papá: no podré ir a verte el Día del Padre porque ando muy ocupado, pero sí que te voy a mandar mi regalo, que es la hostia (con perdón). Te cuento un par de cosas para que te hagas cargo, porque tú crees que el que no me haya sacado aún el título de Empresariales es desinterés, pero qué va: estoy como quien dice de prácticas no tutorizadas, que es una cosa que ahora con la convergencia europea va a tener cada vez más importancia. Cuando me fui de Erasmus me hice amigo de unos tipos del Este, y con el Slobodan, el Vladimir, el Micha y el Otis, hemos montado una empresa que tiene mucho de Yacimiento de Empleo, bastante de ONG y de alguna manera es una extensión unilateral de la multipropiedad. Vamos por las urbanizaciones guapas, nos enteramos de quién es quién, qué tiene y qué hace a cada hora, y cuando salen a su golf, a su pádel o a lo que se sea, en un visto y no visto les aligeramos de dinero blanco y negro, joyas y otros materiales suntuarios que a ellos les sobran y a nosotros no, con lo que se amplía el espectro de usufructuarios (multipropiedad) y se remedia al pobre (ONG). Procuramos que sea faena limpia, sin gente, ya me entiendes, porque los testigos estorban y hasta obligan a hacer cosillas desagradables. Yo lo más que gasto es un esprái cegador antivioladores. El Slobo estuvo en las fuerzas especiales de su país, sabe mazo de sistemas antirrobo y es un manitas que te cagas: antes de que llegue la poli estamos caracol-poniéndole-cuernos-al-sol, prejubilados. El Otis tiene unos colegas que sacan y venden coches de lujo por piezas. Vladi gestiona substancias lúdicas, y el Micha es nuestro ideólogo, que si pillamos armas no veas lo rápido que las coloca. Estos últimos días hemos tenido alta productividad: casi veinte objetivos entre Las Redes y Vistahermosa. Cuando la zona se queme abriremos nuevos mercados. De hecho, venimos de la Costa del Sol. Es como la ruta de la seda pero en actual. O como la teoría de la red posmoderna, sin centro, fluida, con muchos nudos operativos en todas partes. Yo estoy vocacional y contento. Entre asignaturas troncales, obligatorias, optativas y de libre configuración, me quedan unas cuantas, pero qué quieres: esto es mi Operación Triunfo, y además me granhermano con los tovarich y aprendo idiomas. Como dice Micha, hay muchos mundos pero están en éste, y no todos son de parados, subsidiados y funcionarios. Así que te mando un Rólex para que empieces a fardar. Si alguien lo mira feo, di que es una copia, un Trólex de calidad, made in Turquía. Cuídate mucho, viejo. Te quiere, Rubén.

Diario de Cádiz, martes 14 de marzo de 2006, pág. 16