Jesús Bancalero, la UCA y el Pájaro-jaula (2008/06/24)

JESÚS BANCALERO, LA UCA Y EL PÁJARO-JAULA

Cuenta Azorín de un juez al que un libro lleva a emitir un desconcertante fallo. Cuando sus amigos le preguntan, él responde: “Sobre la tierra hay dos cosas grandes: la Justicia y la Belleza. La Belleza nos la ofrece la Naturaleza, mas la Justicia pura, limpia de egoísmos, es una cosa tan rara, tan espléndida, que cuando un átomo de ella desciende sobre el mundo, los hombres se llenan de asombro”. Cito esto porque he recibido una carta de socorro. Jesús Mª Bancalero Alfaro, natural y vecino de Medina Sidonia, cursaba Empresariales en Jerez y tenía el 90% de la carrera aprobada cuando su plan de estudios, de 1975, se extinguió en 1998. A él se le pasaron los plazos de convalidación y, por mucho que ha reclamado solución a su problema, la Universidad de Cádiz se ha atenido a la ley: no hay nada que hacer, que vuelva a matricularse en 1º. Desde 1998 hasta ahora hemos tenido dos o tres planes de estudios. Desde entonces Jesús ha movido Roma con Santiago para nada. Ramón Vargas Machuca me confirma que cuando se interesó por su paisano (ambos son asidonenses y Ramón sabe el sacrificio económico que le supuso estudiar a Jesús y a su familia), le respondieron que no había resquicio legal. Me consta que en nuestra universidad rige en general una gran comprensión burocrática. Convalidamos títulos a estudiantes comunitarios y extracomunitarios por el procedimiento de convocar una comisión que dictamine qué debe hacer el interesado, y se hacen filigranas para facilitar la asimilación. ¿Por qué no obrar igual con los estudiantes gaditanos? Más aún: tenemos lo que se llama “aprobado por compensación”: si a un alumno le falta una asignatura para aprobar la carrera, pero tienes notas que exceden el aprobado y suman esos puntos, se le aprueba porque sí. ¿No podría ser retroactiva esta benevolencia? Jesús Bancalero lleva peleando diez años. Diez años perdidos en el mercado laboral. Ahora que tanto se habla de la cuna de la libertad, yo me pregunto qué significa ese “Pájaro-jaula” de Quintero, y confío en que la UCA reconsidere el caso y abra a Jesús la puerta de su futuro. Por encima de la ley está la equidad. Y, por encima de la equidad, la magnanimidad: la grandeza de ánimo.

           Diario de Cádiz, martes 24 de junio de 2008, pág. 18